Entradas

Aena sigue confiando en Optima y le adjudica la limpieza y desinfección de cinco aeropuertos españoles

Aena ha vuelto a confiar en Optima y le ha adjudicado el servicio de limpieza y desinfección frente al Covid-19 de 5 aeropuertosespañoles, así como la gestión de los carros portaequipajes. El servicio, que se iniciará el 16 de marzo con la posibilidad de prorrogarlo hasta dos años más, incluye los siguientes aeropuertos: Girona, Reus, Ibiza, Menorca y Valencia.

Optima cuenta con una amplia experiencia en la prestación del servicio de limpieza y desinfección en aeropuertos. Por eso, es conocedora de las zonas críticas que puede tener un aeropuerto, así como de las acciones específicas que resultan efectivas contra el Covid-19, como una limpieza y desinfección continua de los espacios.  

En la actualidad, Optima está prestando el servicio de limpieza en 11 aeropuertos españoles: Girona, Reus, Ibiza, Menorca, Valencia, Málaga, Asturias, Bilbao, Santander, Zaragoza y la terminal T4S de Madrid. Además, gestiona la ordenación de taxis, colas y encochamiento en paradas del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat.

Tecnología, sostenibilidad y máxima efectividad contra la Covid-19

En Optima seguimos apostando por la tecnología y la sostenibilidad, piezas clave en nuestros proyectos. Para este servicio aportaremos nuestro sistema Optima SIFS (Smart Integrated Facility Services), que permite el seguimiento y la trazabilidad de las operaciones del servicio en tiempo real, así como otras soluciones tecnológicas para dar solución a los problemas actuales de los centros.

Para continuar apoyando la gestión y planificación sostenible, seguiremos apostando por un servicio de limpieza respetuoso con el medio ambiente. Así, utilizaremos nuestro innovador sistema Optima Green Cleaning, que es el resultado de combinar eficazmente prácticas sostenibles de limpieza, productos químicos y equipamientos medioambientalmente sostenibles.

Para este proyecto, Optima implementará los medios necesarios para hacer frente a las circunstancias provocadas por la Covid-19, aportando una máquina de desinfección mediante nebulización. La técnica de desinfección por nebulización permite tratar grandes áreas en cortos períodos de tiempo, así como lograr alcanzar cualquier superficie, incluso las de difícil acceso. De esta forma, conseguimos la máxima efectividad y que la inactividad de los espacios del aeropuerto sea la menor posible.

La tecnología y los Smart Buildings como piezas fundamentales para garantizar unos edificios seguros, sostenibles y eficientes

El término smart buildings o edificio inteligente incluye una infraestructura digitalizada de dispositivos inteligentes, activos de energía y aplicaciones integradas, todas conectadas (localmente, de forma remota y en la nube) que permiten conocer y controlar todos los aspectos del edificio.

Los edificios inteligentes son fundamentales para el éxito de los edificios del futuro, ya que los ayudan a ser más sostenibles, resilientes, eficientes y centrados en las personas. Esto se convierte en algo extremadamente importante durante y después de una pandemia, en la que se han introducido nuevos desafíos, como el de mantener una distancia de seguridad interpersonal.

Un smart building ayuda a crear un lugar de trabajo más receptivo. Muchas empresas se están moviendo hacia una estrategia más fluida y centrada en espacios flexibles, abandonando así la idea de espacios fijos. 

Las soluciones de gestión del espacio pueden ayudar a integrar el control de la ocupación, junto con el control de la calidad del aire interior y el confort. Con smarts buildings, los facilities managers pueden asegurarse de que los ocupantes sigan las normas de distanciamiento establecidas para el uso de áreas comunes, como oficinas o cafeterías. También pueden determinar cuándo se necesita un cambio en la distribución del lugar de trabajo, por ejemplo, los escritorios o las salas de reuniones infrautilizadas se pueden identificar rápidamente y reasignarlas según sea necesario.

La importancia de retener el talento y garantizar la seguridad de los empleados

La Covid-19 está impulsando a las empresas a cambiar las prioridades de sus estrategias de gestión de instalaciones con la retención de talento y la seguridad de los empleados como nuevas áreas focales.

Además, la pandemia ha aumentado la necesidad de comunicaciones eficientes, más que nunca es importante estar conectado con los empleados para mantenerlos seguros e informados. La tecnología de un Smart building ofrece una oportunidad para hacer esto, así como también para aumentar el compromiso y satisfacer a las nuevas generaciones, que priorizan los dispositivos móviles y que esperan mayor conectividad y control.

Data-Driven Cleaning: nuestro disruptivo modelo de limpieza perfecto para los espacios flexibles

Para la limpieza de los espacios flexibles, en los que el flujo de personas será irregular, se requerirán nuevos métodos de trabajo. Para ello, en Optima hemos desarrollado Data-Driven Cleaning, un modelo de limpieza basado en la gestión del servicio a través de datos, y que ya hemos puesto en práctica en las instalaciones de algunos de nuestros clientes. 

Este modelo de limpieza, mediante la integración de sensores, conectividad, datos y un equipo humano comprometido y altamente capacitado, permite que los equipos de limpieza obtengan datos en tiempo real sobre las necesidades de limpieza. Esto logra aportar máxima eficiencia, optimización de recursos, mejora del rendimiento, impulso del compromiso del personal y un aumento de la satisfacción del cliente. 

La limpieza de oficina añade enfoques innovadores a sus métodos tradicionales

Hoy en día, las normas de higiene en las oficinas son mucho más estrictas para reducir la propagación de virus, y están entrando en juego nuevos enfoques que incluyen robots, sensores y nuevas herramientas para los equipos de limpieza existentes.

Según los expertos, los propietarios y las empresas se centran más que nunca en la limpieza, la calidad del aire, el espacio y las soluciones sin contacto. La desinfección frecuente y continua, y las estrategias de limpieza certificadas y mejoradas están en primera línea.

La tecnología deja su huella

Desde que se inició la pandemia de la Covid-19, ha aumentado la demanda de robots de limpieza de suelos, así como robots que higienizan espacios de uso frecuente, ya sea rociando desinfectante en el aire o emitiendo luz ultravioleta que elimina los virus.

Los beneficios de los robots están empezando a ser apreciados, ya que asumen el esfuerzo de las tareas físicamente exigentes, a la vez que ayudan a cumplir con las normas de seguridad mejoradas.

El aspecto humano es fundamental para el éxito de los robots de limpieza, por lo que se trata de un trabajo en equipo. Como comentábamos en un artículo que publicamos en 2019 sobre la irrupción de la automatización y la inteligencia artificial en el sector del FM, la principal ventaja de la incorporación de los robots es que libera a los humanos de tareas repetitivas, mundanas y que consumen mucho tiempo. En esta línea, hay una amplia gama de tareas dentro de las operaciones de limpieza que pueden asumir los robots, desde la limpieza de grandes superficies hasta las áreas más pequeñas.

La limpieza de oficina añade enfoques innovadores a sus métodos tradicionales

La tecnología de sensores que mide los niveles de ocupación de las distintas áreas del lugar de trabajo es otro ámbito en expansión. A partir de pequeños sensores IoT adheridos a puertas y mesas de trabajo, llega la información sobre qué espacios se han utilizado y cuándo necesitan limpieza. Y en las zonas más utilizadas del lugar de trabajo, como los baños, las zonas de descanso y las cocinas, la tecnología también puede ayudar a notificar a los equipos de limpieza cualquier incidencia, desde la escasez de jabón hasta un inodoro bloqueado. Esto supone un cambio respecto a las tradicionales comprobaciones cada hora o media hora, sin que ello afecte a los niveles de limpieza.

Una mayor inversión en el mantenimiento podría ayudar a que fuera más común el ver a los robots desempeñando tareas de limpieza en las oficinas, pero seguirá siendo necesario el personal humano de limpieza.

Sin duda, esta pandemia ha hecho que los empleados de oficina aprecien más el trabajo que hace el personal de limpieza, pero está claro que los robots están ahora más cerca que nunca de convertirse en su mano amiga. 

Wowex: nuestro innovador modelo de gestión basado en la recepción, análisis y gestión de datos en tiempo real

En Optima seguimos apostando por la tecnología y la innovación. Muestra de ello es Wowex, un modelo de gestión desarrollado por Optima que emplea como base el Big Data y la Inteligencia Artificial. Wowex se basa en la recepción, análisis y gestión de datos en tiempo real, permitiendo actuar de forma dinámica en función de las necesidades reales del centro. 

La detección de dichas necesidades se establece con la utilización de sensores adheridos en distintos puntos del centro, como puertas o papeleras, lo cual permite controlar desde la ocupación de salas de reunión hasta el control de llenado de las papeleras.

Mediante el uso de Wowex, los equipos obtienen información en tiempo real sobre las necesidades de limpieza del centro, permitiendo centrar los trabajos dónde y cuándo realmente se necesite. De esta forma, ofrecemos la misma calidad del servicio buscando siempre la máxima eficiencia.

La pandemia del Covid-19 ha planteado a la industria del facility management desafíos sin precedentes. Se han vivido situaciones en las que los equipos de limpieza se han tenido que enfrentar a niveles de servicio muy altos, especialmente en sectores como el sanitario y de atención social. Además, siguiendo las normativas de los organismos competentes, para minimizar la propagación del virus se han implantado estrictos protocolos de salud y seguridad. 

Es esencial mantener los espacios seguros, limpios e higiénicos para los usuarios, clientes y personal, prestando un especial interés a las zonas de paso y a las superficies de mayor uso, donde la limpieza profunda y la desinfección es vital para reducir la transmisión del coronavirus.

El cambio cobótico que se prevé para la industria del FM 

La industria del FM y sus organizaciones deben evolucionar y transformarse para seguir siendo relevantes y competitivos en un mundo posterior al Covid-19.

Una investigación realizada, al inicio de la pandemia, entre los líderes del FM de la región EMEA revela un alto interés por los cobóticos, es decir, la colaboración entre trabajadores de primera línea y máquinas o robots. El cobot es un robot colaborativo que trabaja al lado del trabajador para facilitar los trabajos más mecánicos, repetitivos o extenuantes. Los cobots trabajan junto al trabajador o equipo de trabajo, no en su lugar.

La introducción de cobots permite a los proveedores de facility management cumplir y superar los niveles de servicio sin necesidad de adquirir recursos adicionales. Pueden demostrar cómo la innovación, dentro de su modelo operativo, ofrece un entorno más limpio e higiénico. De esta manera, los cobóticos se consideran claves en el futuro, donde los edificios inteligentes requerirán una limpieza inteligente. Además, la adopción de cobóticos no se trata solo de tecnología, también implica nuevas ideas y enfoques innovadores para los servicios. 

Este modelo comercial cobótico proporciona a los líderes empresariales una visibilidad y un control completos sobre los costes, y una agilidad y resiliencia mucho mayores dentro de sus operaciones, algo que la pandemia del coronavirus ha revelado como una necesidad.

A medida que la industria del FM mira más allá de la pandemia del Covid-19, tiene la oportunidad de adoptar un nuevo enfoque para la prestación de servicios y la estrategia comercial, una que le permitirá impulsar la eficiencia y la productividad y ofrecer niveles de servicio más sostenibles y de mayor calidad. 

¿Cómo cambiarán los espacios de trabajo tras el Covid-19? ¿Habrá un impulso tecnológico? Durante el webinar “Los nuevos retos producidos por el Covid-19 y su impacto en el FM”, del que Optima fue sponsor, además de tratar aspectos clave producidos por la pandemia del coronavirus, se lanzó una pregunta a los asistentes: ¿Qué escenario creéis que tendrá mayor validez en la época post Covid-19?  

De las cinco respuestas posibles, la audiencia lo tuvo claro: el incremento del teletrabajo y espacios más colaborativos. Los cinco ponentes que formaron la mesa de debate estuvieron de acuerdo, pues parece inevitable que se produzca un incremento del teletrabajo y un rediseño de los espacios de trabajo, focalizados a espacios más colaborativos que garanticen la distancia social y el bienestar de los empleados. Sin embargo, es evidente que la reducción del tamaño de las oficinas será una consecuencia del teletrabajo, por eso, nuestros expertos consideraron que esta opción va de la mano con la opción que resultó más votada. 

A continuación, puedes ver los resultados del sondeo:

El pasado miércoles tuvo lugar el webinar “Los nuevos retos producidos por el Covid-19 y su impacto en el FM”, en el que participó un grupo multidisciplinar de expertos y que contó con Optima como sponsor. Se pusieron sobre la mesa puntos clave en la gestión de la reapertura de las organizaciones, el cambio en la forma de trabajar tras el Covid-19 y la importancia de la tecnología para conseguir espacios más resilientes.

La mesa de debate estuvo formada por Martí Santana Biga, Building Services Manager de Puig; Eduardo González, Adjunto Dirección General de Sabico; Oscar Tesouro, Director de Transformación de Serunion; David Munárriz, Responsable de Unidad de Mantenimiento e Inmuebles de DKV Seguros; y Miquel Creus, Gerente de Desarrollo de Negocio en Technical Services de Optima facility. Y contó como moderador con Rafael Tuya, Adjunto de Dirección Territorial y Director de Desarrollo de Negocio de Optima facility.

Se planteó a los expertos debatir tres aspectos clave que ha supuesto la pandemia del Covid-19 para el FM. La primera de ella era ¿cómo gestionar la reapertura y los nuevos desafíos? Nos explicaron cómo ha sido la gestión de la reapertura en sus organizaciones y cómo han tenido que adaptarse a la nueva forma de trabajar. Hay un concepto clave para todos: seguridad. Ante la reapertura de los espacios de trabajo, se debe asegurar que la experiencia del empleado sea segura y confortable. Para todos, la salud de las personas es lo prioritario.

“Frente a la reapertura, debemos crear un clima seguro y confortable para que el empleado tenga una percepción de seguridad”

Eduardo González – Adjunto Dirección General de Sabico

¿Cómo reimaginamos la nueva forma de trabajar? Que el Covid-19 nos ha hecho cambiar la forma de trabajar es un hecho.  Y en este sentido toda la mesa de debate está de acuerdo: caminamos hacía un modelo híbrido de trabajo, en el que se combina el teletrabajo y el trabajo presencial. Ambas formas de trabajar tienen sus pros y contras, y la combinación de las dos será, probablemente, la opción a la que recurrirá gran parte de las empresas. 

“Uno de los puntos clave a la hora de imaginar esta nueva forma de trabajar va a ser el grado de digitalización o tecnología que tengamos implementadas en las organizaciones.”

David Munárriz – Responsable de Unidad de Mantenimiento e Inmuebles de DKV Seguros

Según los modelos de negocio, hay clientes que aún no están digitalizados y siguen demandando servicios presenciales. En estos casos, y en los perfiles laborales para los que se decida realizar trabajo presencial o que sea imprescindible, se deberá llevar a cabo una planificación y optimización de la ocupación de los espacios para continuar prestando el servicio manteniendo los niveles de seguridad.

¿Podemos crear espacios de trabajo más resilientes? Ante este reto, la tecnología será una pieza clave para hacer los espacios de trabajo más resilientes y adaptados al cambio.   

“La palabra clave para conseguir espacios más resilientes es la tecnología, es la que nos debe aportar este valor añadido.”

Martí Santana Biga – Building Services Manager de Puig

 Para la gestión de los edificios, varias de las organizaciones de nuestros ponentes han recurrido a aplicaciones tecnológicas que, de una forma integrada, gestionan todos los espacios del edificio. De esta forma, se pueden obtener métricas e indicadores de lo que sucede y permite un control para asegurar las condiciones óptimas de los espacios de trabajo. 

“El confinamiento y el Covid han hecho que las compañías hayamos dado pasos agigantados en adoptar la digitalización.”

Óscar Tesouro – Director de Transformación de Serunion

Durante el evento, lanzamos un sondeo a los asistentes: ¿Qué tres escenarios creéis que tendrá mayor validez en la época post Covid-19? La audiencia lo tuvo claro: el incremento del teletrabajo y el rediseño de los espacios de trabajo focalizados a espacios más colaborativos que garanticen la distancia social y el bienestar de los empleados. Los ponentes estaban de acuerdo con la respuesta, aunque opinan que la reducción del tamaño de las oficinas debido al teletrabajo va de la mano, ya que esa reducción será a causa de trabajar en nuestro domicilio.

Estas son algunas de las conclusiones de este interesante webinar, que no solo nos dejó las distintas perspectivas de cinco expertos del facility management, sino también de cinco grandes empresas. Nos vamos a tener que ir adaptando a esta situación de cambios continuos y cada organización deberá afrontar las necesidades y los retos que se les presente. 

La semana pasada hablábamos de los desafíos que la pandemia del Covid-19 ha planteado a la industria del facility management. Y esos mismos desafíos nos han llevado a plantearnos nuevos retos. Son momentos de cambios y desde Optima damos un paso más para adaptarnos a esta nueva forma de llegar a las personas y trasladar información con la misma calidad como si estuviéramos cara a cara.

Por eso, con el objetivo de abordar y profundizar acerca de distintos temas que conciernen al FM, hemos preparado un nuevo proyecto que consiste en una serie de webinars. Cada uno tratará distintas temáticas y contará con la colaboración de expertos en la materia, así como con ponentes de reconocidas empresas que expondrán su punto de vista y trasladarán información de gran interés. 

Esta nueva andadura la empezaremos el miércoles 29 de julio con un webinar en el que se presentarán los nuevos desafíos que el coronavirus ha planteado en la gestión de instalaciones: “Los nuevos retos producidos por el Covid-19 y su impacto en el FM”.

¿Te apuntas?

La pandemia del Covid-19 ha planteado a la industria del facility management desafíos sin precedentes. Se han vivido situaciones en las que los equipos de limpieza se han tenido que enfrentar a niveles de servicio muy altos, especialmente en sectores como el sanitario, de atención social y el comercio minorista. Además, siguiendo las normativas de los organismos competentes, para minimizar la propagación del virus se han implantado estrictos protocolos de salud y seguridad. 

La naturaleza evolutiva y aún, en gran parte, desconocida del coronavirus hace esencial mantener los espacios seguros, limpios e higiénicos para los usuarios, clientes y personal. Se cree que el virus puede sobrevivir durante varias horas en superficies como las manillas de las puertas, superficies de baños y ascensores, por lo que la limpieza profunda y la desinfección de estas superficies es vital para reducir la transmisión del virus.

La realidad es que la industria del FM necesita evolucionar e innovar para poder cumplir con los requisitos cambiantes de los edificios, clientes y usuarios finales. El cambio hacia edificios inteligentes, conectados, con patrones de uso más ágiles en muchos tipos de edificios y la necesidad de medir e informar sobre el rendimiento y el valor han destacado las limitaciones de los tradicionales modelos comerciales y operacionales dentro del sector.

Tras el coronavirus llega la nueva era del FM 

Sin duda, la pandemia de coronavirus ha traído nuevos desafíos para las instalaciones y el FM, pero, más que cualquier cosa, ha exacerbado y acelerado muchos de los desafíos que ya existían dentro de la industria del FM.

Independientemente de cuándo finalice la pandemia y qué forma de normalidad regresará, no hay ninguna duda de que la industria del facility management, como tantas otras partes de la economía, cambiará para siempre. El FM y sus organizaciones deben evolucionar y transformarse para seguir siendo relevantes y competitivos en un mundo posterior al Covid-19.

Una investigación realizada, al inicio de la pandemia, entre los líderes del FM de la región EMEA destaca el duro escenario comercial y las realidades operativas que la industria está acometiendo, así como las barreras que han obstaculizado sus esfuerzos para conseguir la innovación hasta la fecha.

Es importante destacar que esta investigación también detalla los riesgos para aquellas empresas que no evolucionen en los próximos años. Expone una clara necesidad de un enfoque más estratégico y holístico de la innovación, uno que mira más allá de la tecnología y abarca todos los aspectos del negocio.

La confluencia entre tecnologías como el Internet of Things (IoT), los nuevos métodos de construcción, el cambio generacional de las plantillas y la tendencia a reinventar los espacios de trabajo y transformarlos en hubs de interacción de talento constituyen una excelente oportunidad para los propietarios de edificios, los constructores y los propios usuarios. Los líderes empresariales están cada vez más interesados en diseñar estrategias que transformen sus edificios en espacios inteligentes. Aquellos que lo consigan estarán en mejores condiciones de superar a sus competidores.

En pocos años, nuestro mundo se ha cubierto de “objetos inteligentes”. Una Smart City ya no es solamente un conjunto de infraestructuras conectadas mediante tecnologías de la información, sino que cumple con un objetivo social: mejorar la calidad de vida y el bienestar de sus ciudadanos.

La gestión inteligente de la energía

De la misma manera, los Smart Buildings, en su forma más básica, son estructuras conectadas digitalmente que optimizan edificios y operaciones para mejorar la experiencia del usuario, aumentar la productividad y mitigar los riesgos físicos y de ciberseguridad. Se trata de construcciones capaces de aumentar exponencialmente su eficiencia energética a través de la monitorización y el control centralizado del inmueble mediante procedimientos informáticos (Inmótica). De hecho, el edificio The Edge, en Amsterdam, está considerado cómo el más inteligente del mundo por su gestión 100% informatizada. 

Bajo este paradigma, la gestión y el uso de la energía es crucial para llevar a cabo la transición hacia un Smart Building. Se requerirán unos valores de consumo adecuados, la existencia de un sistema de control automatizado y un análisis del “Big Data” energético. Para conseguir ese fin, será necesaria la aplicación de placas fotovoltaicas, contadores eléctricos inteligentes que se adapten a nuestros hábitos de consumo, sistemas de climatización eficientes y la reutilización de la energía almacenada en los vehículos eléctricos para usos laterales.

Smart Buildings y Space-as-a-Service

Las últimas tendencias en Smart Buildings también son oportunidades para el FM. La digitalización de la experiencia en el lugar de trabajo demandará una visión más estratégica y colaborativa entre las empresas prestadoras de servicios y sus clientes. Nos encontramos en un mundo donde “tener” es menos importante que “acceder”: en vez de comprar una serie en DVD o música en CD, accedemos a ella por medio de una plataforma online cuando nos es conveniente. Si donde quiera que uno mire, las personas están cambiando a servicios por demanda, ¿por qué el FM debería ser diferente? Una sala de reunión, el sector de manipulado de impresión o el comedor deben ser reimaginados como Space-as-a-Service – espacios que brindan amenities a las personas y los equipos que los utilizan en función de su demanda. Esto es lo que hacemos desde Optima con nuestro modelo Connected Workplace.

Para lograr ese nivel de productividad es necesario detectar tendencias, identificar ineficiencias y potenciar la operativa del lugar de trabajo. Por su naturaleza, las empresas de FM se encuentran en una posición ventajosa para recopilar esa información sobre y para sus clientes. Optima destina 6.000 empleados en más de 2.500 centros operativos de toda España, quienes realizan más de 100.000 interacciones diarias con usuarios. Estos números nos hablan de la magnitud de nuestras oportunidades.

A través de sensores, sistemas de energía y algoritmos de análisis se produce información a tiempo real que permite una visibilidad total acerca de cómo opera una determinada organización y el costo total de su ocupación, suprimiendo costes ocultos. Ya no hay motivos para gastar un 25% más de energía de la necesaria ni implementar un servicio de limpieza que no se adecúe a la demanda, la necesidad o el propósito.

Desafíos de futuro

La compañía de FM del futuro no se parecerá en nada a la empresa de FM tradicional. Las novedades tecnológicas mencionadas (y otras que están por llegar) nos ofrecen la posibilidad de desarrollar e integrar servicios que hasta ahora jamás habíamos concebido. Pensemos, por ejemplo, en Amazon y su servicio Prime: al agrupar una amplia gama de servicios, mantiene al cliente bajo un mismo “ecosistema”. 

La gran pregunta es si el FM aprenderá a implementar estas tecnologías para su beneficio antes de que éstas aprendan a realizar el FM por nosotros. Es evidente que también existen riesgos, por lo cual debemos actuar sin dejar de prestar atención a la velocidad de los acontecimientos y a la clave de nuestro negocio: las personas. Aquí es donde se requieren cambios culturales y operativos dentro de una industria que depende de su capital humano. No olvidemos que, como presagió Steve Jobs, una persona con un ordenador siempre será mejor que un ordenador por sí solo.

Queremos compartir el último estudio de McKinsey en relación a las seis tendencias que empiezan a emerger en el facility management y los beneficios que ello conllevará.

El outsourcing, las estrategias en el lugar de trabajo y las innovaciones tecnológicas tienen un inmenso potencial para las empresas que buscan reducir costes y mejorar la productividad en la gestión de las instalaciones.

Como primer paso, las empresas deben familiarizarse con cómo seis tendencias emergentes podrían reducir los costes de administración de las instalaciones y mejorar la productividad. Los tres primeros implican la aplicación de estrategias y enfoques existentes; los otros tres implican el uso de la tecnologíapara transformar la forma en que las empresas realizan las tareas. 

La evolución de la estrategia del facility management

A lo largo de los años, las industrias han aceptado la externalización como una opción viable para las operaciones no básicas, incluida la gestión de instalaciones. Pero, actualmente, el facility management está preparado para la irrupción de la tecnología, hecho que no se ha producido antes por la existencia de obstáculos como la falta de habilidades digitales, otras prioridades que liderar y una reducción continua de costes. 

Seis tendencias emergentes

Se han identificado seis tendencias que ofrecen ahorros de costes y oportunidades de mejora de la productividad. El atractivo de cada tendencia dependerá de las necesidades y capacidades de cada organización.

1. Gestión de instalaciones de outsourcing

Las organizaciones están evaluando su modelo operativo para maximizar la creación de valor. Sin embargo, antes de externalizar la gestión de las instalaciones a terceros, se debe revisar la combinación adecuada de contratación interna y externa en función de la capacidad, el coste y la cobertura.

2. Valor integrado y servicios relacionados

Las empresas están explorando la integración de la gestión de instalaciones y servicios relacionados en un esfuerzo por racionalizar la gestión y mejorar el rendimiento

En este caso, la toma de decisiones es más fácil, ya que hay menos personas involucradas. Además, una visión integral de todos los servicios con menos proveedores facilita la gestión y los proveedores que brindan servicios integrados pueden convertirse en socios estratégicos para las organizaciones.

3. Estrategia laboral

La estrategia en el lugar de trabajo se está convirtiendo en una herramienta clave para mejorar elcompromiso y la retención de los empleados. Algunas de las tendencias son: un espacio de trabajo modular para aumentar la agilidad y la flexibilidad con el cambio en la fuerza laboral, el coworkingservicios de estilo de vida para mejorar la experiencia de los empleados y espacios de trabajo más confortables y atractivos (Wellsess designs).

4. Evolución de Internet de las cosas (IoT)

El desarrollo de la tecnología está impulsando la adopción de equipos IoT (Internet de las Cosas) para la gestión de instalaciones. La implementación de dispositivos IoT permiten una mayor visibilidad del uso y la gestión de la energía.

5. Aparición de robots

La automatización robótica es adecuada para asumir tareas repetitivas y peligrosas, lo cual podría permitir a las empresas reducir costes y riesgos. Hasta el momento, las empresas asiáticas y europeas lideran la adopción de la robótica para servicios como la limpieza y la seguridad.

6. Realidad aumentada

La realidad aumentada aún se encuentra en las primeras etapas de desarrollo para la gestión de instalaciones, pero se están desarrollando soluciones AR que tienen el potencial de transformar la gestión de las instalaciones.

La aportación de Optima facility

Estratégicamente, en Optima hemos aplicado la tecnología en nuestros servicios focalizando todo en la experiencia de usuario y en conseguir transformar las interacciones con usuarios finales en experiencias satisfactorias.

Además, como proveedor de servicios a la vanguardia de las últimas tendencias del sector, queremos aportar un enfoque integral que focalice en las personas y que incluya la calidad de las instalaciones. Queremos conocer y responder a la necesidad que tienen las organizaciones para atraer y retener al mejor talento

Pretendemos aportar valor a nuestros clientes focalizando nuestro modelo de servicio en las personas, ayudándoles a centrar su tiempo en su trabajo, al mismo tiempo que les ayudamos a conciliar vida familiar y vida laboral generando, de esta manera, una reducción de costes y un aumento de la rentabilidad

La tecnología es un valioso instrumento que nos aporta grandes e importantes avances, pero no olvidemos que no puede crear valor por sí misma. Lo que conseguimos con esta nueva propuesta es que tecnología y personas se integren en armonía y, de esta forma, lograr una mejora eficiencia y un mayor empoderamiento de nuestros equipos de primera línea.