El 14 de marzo entró en vigor el estado de alarma decretado por el gobierno, el cual está a punto de finalizar. Entonces, empezó una lucha de todos: quienes luchaban en primera línea y los que se quedaban en casa en un confinamiento necesario para frenar el virus. De repente, cambió la vida y el mundo. Días duros, de luchar contrarreloj, de ganar y perder, de salvar, de renunciar a abrazos y besos, de distanciarse de la familia y de los amigos. Pero entre todo eso, se colaba la esperanza, los aplausos desde los balcones y desde cada rincón, el agradecimiento generalizado al personal sanitario, al de limpieza y al de otros servicios esenciales. 

Habiendo superado pasos de la desescalada y avanzado en un camino que se prevé largo, queremos recordar momentos vividos por parte de nuestro personal base que ha estado prestando servicios esenciales de limpieza y mantenimiento. Han recibido aplausos y reconocimientos en sus centros de trabajo y, además, han participado en campañas para concienciar a la población.

Hoy, este vídeo es para todos ellos y para todas ellas, en homenaje a su trabajo, esfuerzo y lucha, quienes se ganaron el aplauso más largo del mundo. De parte de todo el equipo de Optima ¡GRACIAS!