Pulverización

Pulverizacion

La pulverización mediante medios manuales y tradicionales, o mochilas automáticas se aplica para poder llegar a superficies de mayor extensión. Con una gota de mayor tamaño, se puede aplicar en todo tipo de superficies, incluso horizontales. Se realiza de una forma convencional mediante mochilas y aplicadores. Al mantenerse la presión de la pulverización con el mismo flujo, requiere menor consumo de producto y de agua. La gota es la de mayor tamaño de todas las aplicaciones y se pude regular con todo tipo de boquillas y formatos.

Proporciona las siguientes ventajas:

Menor pérdida de producto, facilitando el proceso de pulverización.

Ahorro en químico y agua: el regulador mantiene una presión constante, cumpliendo con el medio ambiente y proporcionando un ahorro para el cliente.

-Proceso eficaz y de garantía.