Ante las dimensiones que está tomando esta alerta sanitaria por el miedo al contagio por coronavirus (Covid-19), la industria del FM debe estar en disposición de aportar soluciones para prevenir y reducir la capacidad de contagio. Por ello, desde Optima proponemos una solución que ya están utilizando algunos de nuestros clientes:  sistemas de higiene avanzada por pulverización electroestática, que alcanzan un total grado de bioseguridad y garantizan un entorno sostenible con las personas y el medio ambiente.

La tecnología electroestática: la revolución de la desinfección

Los sistemas de pulverización electroestática de grado industrial han demostrado ser uno de los métodos más rápidos y económicos para aplicar productos químicos con un tiempo de desinfección más rápido y una mayor cobertura de superficie.

Con este método, el más rápido y económico del mercado por su volumen de cobertura de superficie, se puede desinfectar de forma segura un quirófano en 12 minutos, un autobús en 8 minutos y conseguir una limpieza efectiva de los espacios de coworking.

La pulverización electroestática va más allá de la propia limpieza, haciendo posible de manera eficiente y efectiva que las instalaciones estén más limpias y saludables que nunca.

¿Qué ventajas proporciona?

Algunos de los beneficios que ofrece esta tecnología son:

  • Grado de desinfección: elimina el 99,999% de las bacterias
  • Tiempo eficiente: hasta 70 veces más rápido que la limpieza tradicional.
  • Mayor cobertura: hasta 2.500 m²/hora.
  • Más económico: se utilizan un 65% menos de productos químicos.
  • Ahorro de energía renovable: la cantidad de agua a utilizar es entre 10-25 veces menor.

 ¿En qué ámbitos se puede aplicar?

Aplicar esta innovadora técnica representa una ventaja operativa crucial en ámbitos expuestos a altos niveles de contaminación, como por ejemplo:

  • Producción de alimentos.
  • Sector hospitalario.
  • Medios de transporte.
  • Entornos dónde exista una gran afluencia de personas (recintos feriales, aeropuertos, instituciones educativas, grandes centros de trabajo, etc.).

 Un compromiso con la salud y el bienestar

Nuestros procedimientos de limpieza se adaptan a los requisitos de la certificación de Well utilizando limpiadores no tóxicos que ayudan a reducir las cargas biológicas, los alérgenos ambientales y los olores desagradables, sin introducir productos químicos que puedan afectar negativamente la calidad del aire interior.

 También aplicamos tecnología de luz ultravioleta de alta intensidad que destruye cualquier bacteria o virus. La luz penetra en las paredes celulares de los microorganismos y fusiona su ADN, eliminándolos inmediatamente con un 99.9% de éxito.

 Como parte de su política de responsabilidad social, en Optima facility facilitamos a cada vez más empresas e instituciones el acceso a los más novedosos procesos de desinfección, además de invertir en el desarrollo de esta tecnología.