La recogida de alimentos es uno de los movimientos ciudadanos de acción solidaria más importantes que hay actualmente. Es una campaña que pretende conseguir donaciones de alimentos básicos de larga duración y sensibilizar a la población de que en nuestro propio entorno hay personas inmersas en la pobreza. Desde Optima nos quisimos unir a esta iniciativa y, por ello, en nuestras sedes de Barcelona habilitamos un espacio reservado donde poder depositar nuestros alimentos solidarios. 

En la campaña de las pasadas Navidades, el Gran Recapte de Cataluña consiguió 4.301.003 kilos de alimentos y contó con la colaboración de 29.327 personas voluntarias.

Estas campañas son una labor solidaria gestionada por los Bancos de Alimentos, que son entidades benéficas sin ánimo de lucro, aconfesionales y apolíticas, basadas en el voluntariado. Tienen como objetivos principales evitar el despilfarro recuperando excedentes de alimentos aptos para el consumo y luchar contra la pobreza alimentaria, redistribuyéndolos gratuitamente entre las personas en situación de precariedad alimentaria de nuestro entorno.

En Optima quisimos formar parte de esta iniciativa y, sin duda, ayudar a ayudar fue una experiencia extraordinaria para todo el equipo.