Optima facility, el grupo de facility management (servicios a empresas, mantenimiento y limpieza, instalaciones, seguridad, jardinería o catering), acaba de invertir dos millones de euros en la toma de una participación mayoritaria en la compañía Al Shael Technical Facilities de Abu Dabi. Se trata de la primera incursión al exterior de Optima, la compañía creada en el 2010 por la familia Casamada. “El mercado español está maduro. Y en los Emiratos Árabes el sector tiene mucho recorrido: han construido mucho, pero luego hay que gestionar y mantener los edificios, y no tienen el expertise”, dice el presidente, Ignacio Casamada.

Ignacio Casamada empezó en el negocio de los multiservicios para empresas a finales de los setenta con el grupo Ramel. En el 2005, cuando facturaba 180 millones de euros, Ramel se vendió a Acciona (por 120 millones) y los dos hijos Casamada, Àlex e Ignasi, continuaron en Acciona Facility Services hasta principios del 2010. Entonces, la familia decidió volver a empezar en el negocio, con el proyecto Optima. A finales del 2010 Optima compró el 70% de Airat (empresa de mantenimiento e instalaciones; el 30% sigue en manos de Josep Maria Bas, Alfonso Vilá y Juan Rosell). Luego han comprado participaciones mayoritarias en las empresas Lesan y Synapsis Energy. “Ya hemos invertido 7 de los 20 millones previstos para el proyecto y tenemos una plataforma de servicios muy completa, con un back office único que nos hace muy eficientes”, explica Casamada, que señala que siguen estudiando el mercado.

En el 2010 Optima facturó 28 millones, y este 2011 asegura que alcanzará los 50 millones. “Hemos ganado contratos importantes como Port Aventura, H&M, Ifema, DKV, Ibercaja o Volkswagen”, explica Ignasi Casamada, consejero delegado. El grupo emplea ahora a algo más de 1.500 personas. “El negocio en Abu Dabi tiene que llegar a representar el 20% del grupo –explica Ignacio Casamada–. Es un mercado emergente, pero también hay un tema de confianza: las empresas españolas están muy bien consideradas en Oriente Medio”.

Al Shael Technical Facilities emplea a unas 300 personas (indios, pakistaníes…, en su mayoría dedicados al mantenimiento de instalaciones y a la gestión de energía), que deberían llegar a 1.500 en tres años. Forma parte del grupo Al Farida Investments, uno de los principales conglomerados de inversión de la región, y liderado por el jeque Hamed bin Ahmed.

Por Mar Galtés para La Vanguardia, 3 de Noviembre de 2011.