En un contexto en el que los mercados cambian de forma rápida y constante, existen numerosos estudios que apuntan hacia la expansión del outsourcing (externalización de servicios) como una oportunidad para agilizar y liberar aún más a los equipos internos de una compañía. Las empresas de FM tienen por tanto una excelente oportunidad para desarrollarse y ofrecer servicios más allá de su zona de confort – o sea, de sus actividades más habituales (limpieza, mantenimiento). Es lo que se llama la línea amarilla del FM.

Dentro de la línea amarilla

La externalización, evidentemente, no es un fenómeno reciente. Hace décadas que las empresas y organismos delegan en prestadores de servicios aquellas tareas que no forman parte del “núcleo” de su actividad (core business). Ante la complejidad que representa contratar, formar y mantener un equipo interno de FM, la demanda original apuntaba a externalización en términos de abaratamiento de costes operativos. De esta manera, un prestador respaldado por años de experiencia en la actividad (y cuyo core business sí son estas actividades) se encarga de centralizar toda la gestión, proporcionando los recursos técnicos y humanos indispensables. Así, y en la medida que un proveedor garantiza el mantenimiento, la higiene y la seguridad de las instalaciones eléctricas, aumenta la capacidad de los departamentos para centrarse en el éxito de la compañía. Es lo que se denomina trabajar dentro de la línea amarilla.

Un partner adecuado ofrecerá un servicio altamente personalizado y completamente centrado en las necesidades del cliente. En el caso de Optima, nuestros equipos In-House funcionan como si fueran una extensión de la plantilla del cliente, dedicada al éxito de la gestión del FM para beneficio de toda la organización. A este modelo se lo denomina estar sobre la línea amarilla.

Más allá de la línea amarilla

Para traspasar esa línea, es indispensable que el cliente tenga visión de futuro y permita que el proveedor desarrolle un papel más activo dentro de la estructura de negocio.

El reciente estudio Global Facility Management Market Growth estima un crecimiento mayor al 15% en la demanda de integración de servicios hasta 2023. Se trata de un impacto gigante considerando que el volumen del mercado global de FM crecerá hasta los 422 billones de dólares en el mismo período.

Además de mantenimiento, un proveedor de FM podría ocuparse de otros retos relacionados con la gestión de la seguridad y la salud, dado que conoce como nadie los requisitos legales y técnicos. Para el caso de un espacio de co-working, podría proveer un modelo Connected Workplace. Los ejemplos son múltiples.

Los proveedores de FM tienen ante sí, por tanto, años de grandes oportunidades para ampliar su actividad. El estudio señala cinco campos de expansión:

  • Evolución del workplace.
  • Gestión de proyectos integrales.
  • Administración de grandes carteras inmobiliarias.
  • Evolución energética sostenible
  • Servicio predictivo en ámbitos diversos.

Un modelo flexible e integrador: Optima Integrated Services

Las claves para esta expansión serán el desarrollo tecnológico y la integración eficiente de servicios cada vez más diversos.

La creciente demanda de FM está impulsando la adopción de tecnologías disruptivas tales como inteligencia artificial, realidad aumentada, IoT, análisis de datos, robótica y drones. En la misma línea, Optima Grupo ha incrementado la inversión en su Innovation Lab y su Programa de Emprendedores destinado a captar talento e impulsar las mejores ideas en el ámbito de los servicios.

Junto a la tecnología, son los modelos de integración de servicios los que liderarán el crecimiento del mercado global de FM. Adaptándose de forma sostenida al entorno dinámico actual, Optima Integrated Facility Services ofrece toda una gama de servicios integrados: limpieza y mantenimiento, diseño e implantación de instalaciones (clima, electricidad, etc), servicios energéticos, logística industrial y gestión de oficina, entre muchos otros alineados a las necesidades concretas de sus negocio y sector.

Optima Integrated Facility Services continúa su desarrollo hacia nuevas actividades, sumando gestión de archivo, reprografía, suministro en línea de montaje y un equipo de Consultoría en FM con más de 30 años diseñando y desarrollando soluciones innovadoras que buscan ir siempre más allá de la línea amarilla.