El ecosistema del sector empresarial está en evolución constante debido a grandes tendencias como la globalización, la tecnología, la movilidad o la demografía. Las estructuras de los entornos de trabajo deben ser planteadas para satisfacer una serie de necesidades: la flexibilidad horaria, la diversidad multigeneracional, la captación y la retención de talento o la adopción de nuevas tecnologías.

Leer más
Los Warriors: un equipo de récords

Hace poco leí un interesante artículo de Andi Curry, explicando las lecciones que podemos aprender de los Golden State Warriors en el sector de la limpieza. Combina de manera didáctica dos mundos que me apasionan así que me propongo compartirlo con vosotros.

Leer más

A pesar del salto cuantitativo que han dado las mujeres en su incorporación al mundo laboral en las últimas décadas y de que en algunos sectores -como en la Justicia- se haya logrado la paridad, se sigue dando una segregación horizontal.

Leer más

¿Qué motiva a un trabajador a ir más allá, comprometiéndose de forma personal con los retos y objetivos de la empresa en la cual se integra?

Leer más

La revolución del coworking y los espacios flexibles está transformando el panorama del mercado de oficinas. Aunque en la actualidad este tipo de espacios representa menos del 5% del inventario de oficinas, se prevé que esta cifra pueda aumentar hasta el 30% para 2030.

Leer más

La tecnología, la demografía y las preferencias de los empleados en rápida evolución están impulsando a las empresas a pensar de nuevo sobre el papel del lugar de trabajo para atraer y retener al mejor talento.

Leer más

Sus edificios e instalaciones tienen un impacto en la experiencia de sus clientes: ya sea que el usuario sea un estudiante, un empleado, un paciente, un inquilino, un viajero o un huésped, se formarán una opinión de su marca en función de la experiencia recibida en sus instalaciones.

Leer más

El bienestar se ha convertido en un pilar central en la estrategia de Workplace Management. Existe una creciente concienciación de que la calidad del lugar de trabajo tiene una gran influencia en los niveles de salud y estrés y en consecuencia en la productividad e implicación de los empleados.

Leer más

La cuarta revolución industrial ha dejado de ser un concepto para convertirse en realidad. La adaptación al nuevo paradigma ya no es opcional para las empresas que quieran ser competitivas. La llamada Industria 4.0 es mucho más que digitalizar los procesos productivos para hacerlos más eficientes. Es una revolución que sitúa al cliente en el centro del proceso y que va mucho más allá de la fabricación, abarcando también diseño, logística, mantenimiento y relación con el cliente. Pero el principal reto está, una vez más, en las personas. En su integración con tecnologías y procesos para ofrecer las soluciones que el mercado demanda.

Leer más

El éxito de los contratos de servicio puede depender de las relaciones personales entre los principales actores de ambas partes, según Nick Martindale.

Leer más