Las empresas que trabajan de cara al púbico, como retailers, restaurantes y supermercados, están aumentando sus esfuerzos por mantener sus instalaciones seguras, limpias y desinfectadas durante la pandemia del Covid-19. Muchos han establecido directivas estrictas para hacer frente a esta crisis única, sin embargo, hay una vulnerabilidad potencial que se pasa por alto: los sistemas de climatización de las instalaciones

Covid-19 es, en gran medida, una amenaza de contacto físico que se propaga, principalmente, al entrar en contacto con alguien que está enfermo o al tocar superficies contaminadas. Pero investigaciones recientes indican que el virus puede sobrevivir en el aire durante horas. En entornos cerrados, como puede ser cualquier establecimiento, los sistemas de ventilación que no pueden prevenir o filtrar los agentes patógenos adecuadamente antes de ser inhalados, pueden contribuir a la propagación del contagio.

Hay tres pasos rápidos, simples y, relativamente, asequibles que se pueden implementar de inmediato para “limpiar el aire” y, de esta manera, no solo mantener el lugar limpio e higiénico, sino también el aire. 

1. Diluir el flujo de aire

La propagación de la contaminación está influenciada por el tamaño de las partículas. Las gotas más grandes caerán al suelo o sobre superficies debido a la gravedad. Pero las partículas más pequeñaspueden permanecer en el aire durante largos períodos.

El aumento de la dilución del aire tiene como objetivo disminuir la concentración de las partículas más pequeñas en el aire que entran y circulan dentro del edificio. Se puede lograr mediante la introducción de más aire exterior de forma controlada (se recomienda aumentar la velocidad del aire exterior hasta un 50%), refrescando continuamente el aire viejo con aire fresco.

Además, se deben monitorear continuamente las instalaciones para detectar cambios en los movimientos del aire y ajustar los niveles según sea necesario.

2. Mejorar la filtración

Cualquier filtro de aire que elimine partículas del aire tiene el potencial de reducir la exposición al Covid-19. A medida que las empresas aumentan la rotación de aire en sus instalaciones, también deben filtrar los flujos de aire de manera más agresiva.

El primer paso es aumentar el índice de filtración. El estándar actual de la industria para sistemas comerciales de HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) en tiendas y restaurantes es usar filtros con una calificación MERV 8. Se recomienda reemplazarlos por filtros con clasificación MERV 13, que están diseñados para filtrar virus y bacterias en el aire.

Además de actualizar los filtros, las empresas también deberían aumentar la frecuencia con la que reemplazan los filtro y, si generalmente, cambian los filtros de forma trimestral, hacerlo cada 30 días, por ejemplo.

3. Tratamiento ultravioleta (UV)

La desinfección ultravioleta para sistemas HVAC tienen el potencial de destruir los microbios que escapan a través de los filtros de aire, pero puede no ser práctico para todas las empresas, por lo que se deben sopesar los costes y las compensaciones de instalación. Por ello, es un tratamiento opcional, aunque en estas circunstancias excepcionales, convendría hacer un estudio exhaustivo para ver si es una opción viable o no.

Los sistemas de desinfección UV utilizan irradiación de longitud de onda germicida para destruir los patógenos infecciosos que se acumulan en los conductos de aire y otros componentes de los sistemas HVAC.

Amplia experiencia de Optima facility en proyectos de climatización

Optima facility cuenta con una gran experiencia en la realización de instalaciones integrales, tanto en el campo industrial como en el comercial. Siempre hemos trabajado con la meta de aportar soluciones innovadoras a nuestros clientes, garantizando la calidad, la seguridad, la confiabilidad y el cumplimiento de plazos y de presupuestos. Particularmente, hemos desarrollado instalaciones de climatización de todo tipo y de distintas envergaduras, por ello, creemos esencial tener presentes las últimas técnicas y prácticas en el ámbito de la climatización. Todo lo que aporte beneficios a nuestros clientes, lo tenemos presente.

En este sentido, el procedimiento de limpiar el aire mediante tres pasos que propone Vixxo se adecua perfectamente al objetivo a lograr: tener unas instalaciones totalmente limpias, higiénicas y seguras.  

En Optima queremos agradecer la implicación y esfuerzo de los profesionales de nuestros equipos. Su labor puede pasar a menudo desapercibida, pero en estas circunstancias, más que nunca, queremos visibilizar su imprescindible papel en la limpieza e higienización de espacios.

¡Gracias por dar lo mejor de vosotr@s en unas circunstancias tan exigentes y difíciles!

Optima ha sido seleccionada para prestar el servicio de mantenimiento conductivo, preventivo, correctivo y modificativo de las instalaciones productivas de las plantas que la empresa Tacsa tiene en Hospitalet de Llobregat y Santa Coloma de Cervellò. El servicio, que se inició a principios de este mes de marzo, tendrá una duración de dos años.

Tacsa es una compañía dedicada al servicio integral de recubrimiento de metales. La cataforesis es la actividad origen de TACSA, consistente en la deposición de pintura por vía electrolítica sobre sustratos metálicos. Es a esta actividad a la que se dedican las dos instalaciones que tienen en sus plantas de Santa Coloma, de tipo discontinuo, lo que permite una mayor flexibilidad y polivalencia en los procesos de tratamiento de superficies, pintura y polimerización; y Zona Franca (Hospitalet), diseñada para trabajar en continuo y generar la máxima productividad con unos procesos fijos pero optimizados.

¿Qué aporta Optima?

Optima tiene una gran experiencia gestionando una amplia gama de servicios técnicos y energéticos en entornos industriales. Además, dispone de un equipo especializado con una dilatada experiencia en la gestión de complejas instalaciones técnicas en entornos industriales.

Nuestro departamento de ingeniería, con una visión multidisciplinar, da soporte a nuestras tres unidades técnicas. Compartiendo experiencias y aplicando la base de Best Practices, serán capaces de encontrar la mejor solución técnica a los problemas concretos de nuestros clientes.

Siguiendo una visión innovadora, nuestro sistema de gestión y control Optima SIFS (Smart Integrated Facility Solution), disponible vía web, permite realizar un seguimiento y control de las operaciones y del servicio, permitiendo que el cliente y el proveedor estén conectados directamente mediante información a tiempo real y geo-localización de los recursos, así como disponer de información de cumplimiento de SLAs al momento. Todo ello está orientado a ofrecer al cliente proactividad, fiabilidad y control de las operaciones en tiempo real.

Ante las dimensiones que está tomando esta alerta sanitaria por el miedo al contagio por coronavirus (Covid-19), la industria del FM debe estar en disposición de aportar soluciones para prevenir y reducir la capacidad de contagio. Por ello, desde Optima proponemos una solución que ya están utilizando algunos de nuestros clientes:  sistemas de higiene avanzada por pulverización electroestática, que alcanzan un total grado de bioseguridad y garantizan un entorno sostenible con las personas y el medio ambiente.

La tecnología electroestática: la revolución de la desinfección

Los sistemas de pulverización electroestática de grado industrial han demostrado ser uno de los métodos más rápidos y económicos para aplicar productos químicos con un tiempo de desinfección más rápido y una mayor cobertura de superficie.

Con este método, el más rápido y económico del mercado por su volumen de cobertura de superficie, se puede desinfectar de forma segura un quirófano en 12 minutos, un autobús en 8 minutos y conseguir una limpieza efectiva de los espacios de coworking.

La pulverización electroestática va más allá de la propia limpieza, haciendo posible de manera eficiente y efectiva que las instalaciones estén más limpias y saludables que nunca.

¿Qué ventajas proporciona?

Algunos de los beneficios que ofrece esta tecnología son:

  • Grado de desinfección: elimina el 99,999% de las bacterias
  • Tiempo eficiente: hasta 70 veces más rápido que la limpieza tradicional.
  • Mayor cobertura: hasta 2.500 m²/hora.
  • Más económico: se utilizan un 65% menos de productos químicos.
  • Ahorro de energía renovable: la cantidad de agua a utilizar es entre 10-25 veces menor.

 ¿En qué ámbitos se puede aplicar?

Aplicar esta innovadora técnica representa una ventaja operativa crucial en ámbitos expuestos a altos niveles de contaminación, como por ejemplo:

  • Producción de alimentos.
  • Sector hospitalario.
  • Medios de transporte.
  • Entornos dónde exista una gran afluencia de personas (recintos feriales, aeropuertos, instituciones educativas, grandes centros de trabajo, etc.).

 Un compromiso con la salud y el bienestar

Nuestros procedimientos de limpieza se adaptan a los requisitos de la certificación de Well utilizando limpiadores no tóxicos que ayudan a reducir las cargas biológicas, los alérgenos ambientales y los olores desagradables, sin introducir productos químicos que puedan afectar negativamente la calidad del aire interior.

 También aplicamos tecnología de luz ultravioleta de alta intensidad que destruye cualquier bacteria o virus. La luz penetra en las paredes celulares de los microorganismos y fusiona su ADN, eliminándolos inmediatamente con un 99.9% de éxito.

 Como parte de su política de responsabilidad social, en Optima facility facilitamos a cada vez más empresas e instituciones el acceso a los más novedosos procesos de desinfección, además de invertir en el desarrollo de esta tecnología.