La familia Casamada ha tomado el 70% del capital del grupo de instalaciones, mantenimiento y servicios Airat, cuyo 30% restante sigue en manos de Juan Rosell, Alfonso Vilá y Josep Maria Bas. La operación pretende constituir alrededor de Airat un grupo de empresas de externalización de servicios ( facility management) que llevará el nombre de Optima facility. La familia Casamada, que ya está negociando incorporar otras compañías. prevé dedicar para construir este proyecto una inversión de 20 millones de euros. Y el objetivo, dentro de unos tres años, es tener un negocio que facture más de 150 millones de euros con una plantilla de unas 6.000 personas.

Leer más