La familia Casamada ha tomado el 70% del capital del grupo de instalaciones, mantenimiento y servicios Airat, cuyo 30% restante sigue en manos de Juan Rosell, Alfonso Vilá y Josep Maria Bas. La operación pretende constituir alrededor de Airat un grupo de empresas de externalización de servicios ( facility management) que llevará el nombre de Optima facility. La familia Casamada, que ya está negociando incorporar otras compañías. prevé dedicar para construir este proyecto una inversión de 20 millones de euros. Y el objetivo, dentro de unos tres años, es tener un negocio que facture más de 150 millones de euros con una plantilla de unas 6.000 personas.

Ignacio Casamada Lasús fundó hace más de treinta años el grupo Ramel, inicialmente de limpieza y que evolucionó hacia los multiservicios para empresas (con clientes como Nissan, Ford o Volkswagen). Ramel facturaba unos 180 millones de euros cuando en el 2005 fue vendido a Acciona (por unos 120 millones de euros). Ignacio Casamada y sus hijos, Álex e Ignasi siguieron al frente de la empresa durante el periodo de transición de Acciona Facility Services, que finalizó el pasado mes de enero.

Pero ahora, ya fuera del paraguas del grupo de los Entrecanales, la familia Casamada ha decidido emprender de nuevo un proyecto de grupo de servicios de facility management. “Hemos descartado ofertas de multinacionales para entrar en varios proyectos, y finalmente decidimos hacerlo solos. Entonces encontramos al grupo Airat”, explica Ignacio Casamada.

Airat fue fundada hace tres décadas por Josep Maria Bas, y en el 2003 entraron en el capital Vilá y Rosell para darle un impulso: de una facturación de 9 millones saltó a un máximo de 30 millones en el año 2008, y bajó a 28 millones en el 2009, dice Vilá.

Ignacio Casamada explica que la opción para volver a empezar en el negocio ha sido “hacer un proyecto de build-up, concentrar diferentes empresas en una dirección única. La condición en todas las operaciones es que el equipo accionarial y gestor anterior se mantenga en el proyecto”.

Tras vender a Acciona, Casamada prevé invertir 20 millones en crear un nuevo grupo. Optima es 100% propiedad de la patrimonial de los Casamada, si bien la familia no descarta incorporar de alguna forma a los equipos adquiridos.

Con Airat (que incluye Elinsa y Servicesa), Optima cubre los servicios técnicos, y ya están negociando tomar una participación mayoritaria en una empresa de limpieza y en otra de gestión de la eficiencia energética.

El mercado español de los servicios externalizados es de unos 30.000 millones al año. A pesar de la presencia de grandes actores –ISS, Eulen y liales de FCC, Acciona, ACS o Sacyr–, el sector está extremadamente atomizado.

Por Mar Galtés para La Vanguardia, 24 de Noviembre de 2010