Optima Facility es un grupo de empresas especializadas en el mundo de la provisión y gestión de servicios. Recientemente, la compañía ha incrementado su oferta con la puesta en marcha de una división de servicios energéticos que refuerza su compromiso con la sostenibilidad. Hablamos con su Director General, Ignasi Casamada Bragulat.


– ¿Qué servicios ofrece actualmente Optima Facility?

– El nuestro es un grupo de empresas con más de 25 años de experiencia en el mercado de los servicios. Las empresas que componen Optima facility trabajan para ayudar a nuestros clientes a reducir y flexibilizar de un modo sostenido el coste de sus servicios como el mantenimiento, la seguridad, las instalaciones, la limpieza o los servicios energéticos. La idea es combinar esa optimización económica con el desarrollo sostenible de las actividades de nuestros clientes.


– ¿Es ahí donde entra en juego el programa Optima Green Services?

– Así es. El programa Optima Green Services está compuesto por una serie de innovadoras iniciativas de sostenibilidad en el ámbito de los servicios que contribuyen activamente a la aportación de valor añadido de nuestros clientes. Básicamente, lo que se busca es minimizar el impacto medioambiental de sus edificios e incrementar el confort de sus empleados mediante la creación de entornos de trabajo saludables. Además, con Optima Green Services es posible reducir los consumos energéticos y generar un ahorro visible.


– ¿De qué manera?

– Mediante innovadores actuaciones de fomento del ahorro y eficiencia energética, reduciendo las emisiones contaminantes de nuestros clientes y mejorando así su competitividad. El desarrollo de estas soluciones energéticas es llevado a cabo en su totalidad por un equipo multidisciplinar que no sólo se ocupa de su diseño, sino también de supervisar su implantación y posterior operación.


– ¿Qué diferencia a Optima de otras empresas de servicios energéticos?

– Las soluciones energéticas que implementamos nos permiten garantizar a las empresas que confían en nosotros ahorros energéticos mínimos del 5%, y como atractivo añadido vinculamos nuestros ingresos a los ahorros obtenidos, que se sitúan en un promedio de más del 30%.


¿El cliente no invierte?

– En general es así. Es Optima quien asume los riesgos técnicos y financieros del proyecto. Y asumimos ese riesgo basándonos en dos pilares principales: la experiencia acumulada en servicios energéticos, por un lado, y la utilización en exclusiva en España y Portugal de una tecnología inalámbrica que interactúa con los sistemas eléctricos, de aire acondicionado y calefacción para reducir los consumos energéticos. Se trata de una tecnología creada en el MIT que ha recibido 12 premios internacionales y que se caracteriza por ser una solución no invasiva que nos permite empezar a generar ahorros en tres semanas, ya que su implementación se realiza sin cableados ni obras. Para que se haga una idea, General Electric Real Estate ha conseguido con ella ahorros energéticos de entre el 33 y el 50% en diferentes edificios de oficinas.


– ¿Cuáles son los objetivos de futuro de la compañía?

– En un mercado emergente como es el energético, nuestro objetivo es ser una de las empresas de referencia apalancándonos en nuestra tecnología y nuestro innovador modelo de negocio que garantiza un ahorro mínimo y vincula nuestra retribución a través de los ahorros obtenidos. Lo cierto es que estamos gestionando numerosos proyectos en España aunque la demanda de proyectos energéticos en Emiratos Árabes Unidos nos está impulsando a la apertura de una filial en Abu Dhabi.

Publicado en Cinco Días, sección Economía y Empresas; 27 de junio de 2011